viernes, 13 de septiembre de 2013

LA PESADA CRUZ DE LOS APAREJADORES

El sector de la Ingeniería y la Edificación ha cambiado mucho en los últimos años. Ya apenas existen barreras competenciales y las pocas que hay terminarán por desaparecer. En la práctica esto se traducirá en que todas las profesiones del sector podrán hacer casi de todo, prevaleciendo en cada tipo de encargo aquellas que estén mas cualificadas y sean mas competitivas.
Mandará el mercado. Es decir, no solo habrá que saber hacer las cosas bien, sino que éstas tendrán que hacerse de un modo eficiente y económico.
Nuestra profesión, la Arquitectura Técnica, es sin lugar a dudas la mas cualificada del mundo de la Edificación.
La eficiencia es otro de nuestros fuertes, precisamente por la alta cualificación, versatilidad y resolución que tenemos los Aparejadores.
Deberíamos estar a la cabeza en la mayoría de tipos de encargo. Y sin embargo eso no pasa, no somos competitivos.

¿Que es lo que está pasando?

La respuesta es sencilla. Los costes nos hacen ser económicamente inviables, pese a ser los mas cualificados y eficientes.
La mayoría de nuestros costes son similares a los del resto de profesiones con las que competimos, salvo dos cosillas, los gastos colegiales y los seguros.
En vez de desarrollar el porqué, veamos un ejemplo, que es mas descriptivo:
Usemos para hacer una comparativa un encargo tipo, una Certificación Energética de una vivienda de menos de 100 m2. Uno de los pocos trabajos que podemos encontrar ahora mismo en la calle, y en el que competimos todas las profesiones que hay en este sector.
Gastos por 
trabajo para 
facturación 
media 25.000 €

Aparejador

Arquitecto

Ingeniero
Colegio
20,30 €
3,60 €
2,15 €
Seguros
11,00 €
7,20 €
1.80 €
Total
31,00 €
10,80 €
3,95 €
% sobre CEE
a 150 €
20,66%
(119,00)
7,20%
(139,20)
2,63%
(146,05)
% sobre CEE
a 100 €
31,00%
(69,00)
10,80%
(89,20)
3,95%
(96,05)
% sobre CEE
a 75 €
41,30%
(44,00)
14,40%
(64,20)
5,20%
(71,05)
Entre paréntesis el importe libre de gastos de colegio y seguros

Como podemos ver los gastos de colegio y seguros de un Aparejador son casi el triple que el de un Arquitecto, y casi ocho veces los de un Ingeniero.
Si aún en día podemos competir con ellos es porque somos mucho mas capaces y eficientes, pero a medida que el mercado ajusta cada vez mas los precios, comenzamos a quedar fuera de mercado.
Para un Aparejador hacer una ITE a 75 € es casi inviable, sin embargo un Arquitecto o un Ingeniero que trabajasen a ese precio estarían casi compitiendo con uno de los primeros que lo hiciese a 100, y en el caso del Ingeniero, hasta continuaría siendo mas competitivo.
Para un margen similar, mientras un Aparejador cobra 100 €, un Arquitecto cobraría 79,80 € (20,20 menos) y un Ingeniero 72.95 € (27,05 menos).
Este ejemplo que ponemos para este tipo de encargo lo podríamos hacer con cualquier otro, y en todos saldríamos igual o peor parados.
La conclusión lógica no puede ser otra que de seguir con estos costes colegiales, Colegio y Seguro de Responsabilidad Civil, estarémos fuera de mercado a corto plazo, si no lo estamos ya.

¿Y cómo se soluciona?

Si analizamos los números de la tabla anterior, la diferencia mas grande se da en los gastos que nos genera el colegio directamente. Y en menor medida, aunque no menos importante, en los seguros.
El tema del colegio es el mas sangrante, y se debe a una sola variante. Mientras que las otras profesiones aceptaron de buena o mala manera (no les quedo otra) las determinaciones del RD 1000/10, la de Aparejadores se sacó de la manga una figura que en la práctica permitía continuar con el “status quo” anterior, y en cierta manera, burlar la ley. Estamos hablando del Registro de Actuaciones Profesionales (REDAP o Registro).

Mientras que otros colegios tuvieron que hacer ajustes masivos de plantilla, reorganizaciones, etc, los nuestros siguieron casi como si no hubiese pasado nada. Lo notaron, como no, ya que los ingresos eran sustancialmente menores, y la situación general mala, pero en un porcentaje menor que otras profesiones.

Luego llego la triste realidad que nos azota hoy en día. La bajada de encargos propiciada por la situación económica del pais, la coyuntura particular que no nos hace competitivos, y los toques de trompeta de la demoledora futura LSCP. Todo ello ha tenido, o tendrá como consecuencia, que los colegios que no hicieron los deberes (y los de Aparejadores salvo honrosas excepciones no lo hicieron), estén hoy pasando por una gravísima situación económica que veremos en que desemboca.

Cabe decir que la CNC ya se ha pronunciado en varias ocasiones sobre la dudosa (para ellos no lo es, es directamente ilegal) práctica del Registro o REDAP.

Pese a ello, los colegios siguen manteniendo la obligatoriedad del Registro no solo reglamentariamente (por estatutos y normas internas), sino también mediante la inclusión de cláusulas en los Seguros de Responsabilidad Civil, que vinculan la cobertura al Registro del trabajo en el Colegio.

Y aquí esta la otra pata del problema: Los Seguros.
Los seguros que tenemos en el mercado usan todos como referencia a nuestra propia compañía de seguros, a MUSAAT.
MUSAAT se basaba tradicionalmente en un sistema de socialización. En el que el “riesgo profesión”, era soportado por cada mutualista en función de sus ingresos, calculandose está aportación mediante una compleja serie de formulas aun vigentes.
Nuestro “riesgo profesión global", como el de los arquitectos, es muy alto, al desarrollarse nuestros trabajos principalmente en el sector residencial.
Sin embargo, en todos aquellos trabajos en que compartimos competencias con otras profesiones, nuestro “riesgo profesión” no es mayor que el de éstas. En el caso de los Aparejadores quizás sea hasta menor.
Y es precisamente este concepto de la socialización que Musaat aplica (y también Asemas, la mutua de los arquitectos) lo que nos hace poco competitivos en lo relativo a seguros.
La socialización y la globalidad del riesgo podían ser correctos en una época en que la mayoría de nuestros trabajos (por encima del 80%) estaban centrados en las Obras (proyectos y direcciones). Pero hoy en día, las obras no son, ni serán, incluso a largo plazo, mas del 40 o 50 % de la actividad global de la Arquitectura Técnica.
Esto es lo que no se ha sabido transmitir, ni defender, desde los Colegios, a las Compañías de Seguros (incluida la nuestra), y esto es lo que tiene que cambiar. Los seguros tienen que adaptarse a esta nueva coyuntura, tal y como nos hemos adaptado sus clientes (sus dueños en el caso de MUSAAT) a los cambios experimentados en el sector tras los años de bonanza.
Esta es la cruz que lleva a cuestas esta profesión. Tiene que cargar con unos costes que la hacen caer una y otra vez, y la llevan por una Vía Dolorosa, que esperemos no desemboque en un mas que anunciado desenlace final en su particular Calvario.

LA SOLUCIÓN

La solución, como ya he dicho, pasa en primer lugar por eliminar el dichoso Registro o REDAP, y en segundo lugar, por conseguir seguros mas baratos, que tengan en cuenta el riesgo real de cada profesional.


5 comentarios:

  1. Con tu permiso, hago "eco" de esta entrada porque me parece de una claridad abrumadora, la tabla que planteas es tan gráfica como contundente.
    Saludos y suerte, muy buen post y completamente de acuerdo con los costes excesivos que comentas, yo incluiría alguno más, pero para empezar no está del todo mal...

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría saber de dónde salen los números de la tabla, porque yo he estado haciendo cuentas para hacer certificaciones y no me cuadran, no quiero meterme con las previsiones mal hechas a este mercado tan feroz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no le importa, para no reiterar las mismas respuestas, se la doy conjuntamente en el comentario posterior.

      Eliminar
  3. Me parece interesante tu articulo, pero creo que sería más preciso que las tarifas que mencionas dijeras de que Colegio de Aparejadores lo has cogido. Como bien sabrás en España, en cada provincia existe un Colegio de Arquitectos Técnicos, y desgraciadamente cada uno tiene una tarifa, no sé si ha cogido una media o de algún colegio en concreto. Pasaría lo mismo con el colegio de Arquitectos y de Ingenieros, que no sé de cual de todas las especialidades has tomado como referencia. En su conjunto, a mi parecer tienes razón en cuento a que somos los aparejadores, profesionales muy cualificados pero un numerosos gastos. Como también sabrás Musaat este año aplica una tarifa a cada colegiado en función de su antigüedad, siniestralidad y PEM de las últimas obra, penalizando al que más trabaja por ser más probable su riesgo. Por lo tanto quizás la tablas que aportas está bien para orientar el fondo de tu articulo, pero no es muy precisa. Dependerá de en que parte de España trabajes, cual sea tu historial de trabajos, etc...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentare resolver sus dudas, aunque tengan en cuenta que esto es un artículo de opinión no un estudio exhaustivo.
      Se ha tenido en cuenta las cuotas colegiales, los gatos mínimos de tramitación (registro), y las cuotas fijas y/o complementarias de los SRC.
      Me he basado en los costes medios de colegiados tipo de la demarcación de Sevilla, que es la que mas conozco. Como "ingeniero tipo" se han tomado los ITI.
      Se ha considerado, a la hora de repercutir las cuotas colegiales y las cuotas fijas, una facturación media de 25.000 €. Si no se hubiese hecho esta transposición las diferencias serían aún mayores, pues los gastos de tramitación y SRC complementaria de Arquitectos e Ingenieros son prácticamente nulos.
      En otras demarcaciones los números son tristemente mas demoledores, pues la diferencia es aun mayor, al se los gastos del tramitación el doble que los de Sevilla, que son de los mas baratos del país.

      Eliminar