viernes, 14 de marzo de 2014

Y ENCIMA DE APALEADOS, PONEMOS LA CAMA (y III)

El Timo del Truco del Almendruco


Este caso es de lo mas particular, ya que el que tima es "uno de los nuestros", y lo entrecomillo porque el timador comparte nuestra profesión, pero es de todo menos compañero.



En las ciudades donde se ha implantado el protocolo ITE han aparecido, casí antes incluso de que se implantase la misma, una suerte de "hadas madrinas" que solucionan los problemas de las comunidades, mas tiesas que la mojama, como todo ciudadano de a pié con la crisis.


Imaginaros que os llaman para dar el presupuesto, pongamos el ejemplo, de un bloque tipo de los de hace 50 años, de los del famoso Patronato de Casas Baratas, que abundan por todo el pais. Estos bloques suelen ser pequeños, lo habitual. entre 8 y 10 viviendas de unos 60 m2 construidos. Les ofreces un buen precio, porque son gente mayor con pocos recursos y el bloque solo necesita, a primera vista, un lavado de cara. Pongamos que les ofreces 400 €.

Al cabo de la semana decides llamar para ver como va el tema y te comentan que se lo han dado a otro señor, que se lo hace por una cuarta parte, y que encima si les salen obras, les va a hacer un precio muy rebajado en las mismas.

Por mucho que intentas explicarles que están poniendo al lobo a cuidar las gallinas, que es imposible hacer el trabajo por ese dinero, etc, etc, la gente no ve mas allá del corto plazo, solo ve que tu pedías 400, y que este señor se la ofrece por 100. Que se ahorran 300 (y en algunos casos mas extremos todo, porque ofrecen la ITE gratis).

Nadie ofrece los duros a cuatro pesetas, pero siempre hay gente dispuestos a comprarlos incluso a tres.

Si te da por hacer un seguimiento del tema, al cabo de los meses veras que la comunidad está afrontando unas obras, hablando en plata, "del copón". Lo que no debería haber pasado de un simple pintado de la fachada y cuatro arreglo menores, pasa a ser una reposición de revestimientos, de instalaciones generales, centralizaciones, levantado de cubiertas, y otras zarandajas sin importancia. Es decir, de unas obrillas que no pasarían en ningún caso de unos 3 mil euros, se ha pasado un obrón que supera los 30 mil.

Y ¿realmente hacían falta esas obras? Aquí es donde radica el engaño. Estas obras no eran necesarias mas que si se lleva al extremo mas torcijero la interpretación de la normativa y de las deficiencias encontradas. 

Por ejemplo. Si tenemos una gotera podemos reparar la zona afectada, o matar moscas a cañonazos reparando toda la cubierta. O por un desconchón puntual picar toda la fachada. O hacer cambiar una centralización de contadores que no presenta problemas de seguridad alguno simplemente porque no se ajusta al último RBT, o ... podría poner mil ejemplos mas.

El problema radica en el conflicto de intereses que genera el que el técnico contratado por la comunidad para hacer una ITE trabaje, o tenga un acuerdo de colaboración, con una empresa constructora. Podríamos aludir a la profesionalidad del técnico, pero nadie muerde la mano que te da de comer, y menos cuando escasea el pan, como ocurre ahora.

Podríamos simplificar el problema y pensar que es solo de las comunidades, que en el pecado llevan la penitencia. Pero este problema está provocando otro añadido a la fuerte competencia de precios que hay en la calle. Y es que algunos compañeros (estos si de verdad), acruciados por la necesidad, se ven abocados a bajar los precios aún mas si cabe para llegar a los de estos "vandalos". Claro está, cuanto mas baja el mercado, mas bajan estos "listos". Su margen real es el 100% del coste de la ITE. Su ganancia radica en las obras, no en el informe.

Y como hemos llegado aquí. Pues veamos. Nuestro Código Deontológico prohíbe expresamente este tipo de prácticas. La pregunta que cabe hacerse es ¿porqué no han hecho nada nuestros Colegios? máxime cuando el 80% de los que actúan así (y quizas me quede corto) son Arquitectos Técnicos. Pues yo no tengo respuesta para ello, a ver si alguno de nuestros dirigentes nos puede decir algo.

Lo que si os puedo decir es lo que a mi me han contado las muchas veces que he denunciado esto. Siempre me dicen que es un tema complicado, que está Competencia de por medio (nombrar competencia es el escudo perfecto), y que además entienden que es un tema mas de consumo (para Facua, UCE o similares) que de colegios. Se les olvida esa parte de nuestros estatutos que habla de velar por la defensa de los consumidores.

Como vereis, no estoy descubriendo la gaseosa, es algo que todos conocemos. Siempre digo que el tema de los precios no se tiene que defender solo y exclusivamente con la emisión de unos honorarios mínimos. Se puede hacer mucho luchando contra prácticas abusivas y lesivas como éstas y otras muchas por el estilo.

Señores de los COAATs, ¡a ver si espabilamos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario